Groq Adquiere Definitive Intelligence Y Presenta La División Groq Systems

Groq adquiere Definitive Intelligence y presenta la división Groq Systems

Ampliación del alcance de los chips de IA a los sectores empresarial y público

En una audaz jugada que señala sus ambiciones en el espacio del hardware de IA, Groq ha lanzado el guante con el lanzamiento de Groq Systems y la adquisición estratégica de Definitive Intelligence.

Groq, antaño una figura oscura en el mundo de la tecnología, surgió con la visión de superar al hardware tradicional con sus chips de IA, diseñados para acelerar las tareas de IA generativa a velocidades de vértigo. Esta nueva división, Groq Systems, está poniendo sus miras no sólo en los gigantes de la industria tecnológica, sino también en las agencias gubernamentales, ofreciendo una promesa tentadora: revolucionar las capacidades de los centros de datos con los procesadores de vanguardia de Groq.

Entra Definitive Intelligence, una joya de Palo Alto con un don para crear soluciones de IA que respondan directamente a las necesidades del mundo empresarial. Desde chatbots que casi pueden leerte la mente hasta herramientas de análisis de datos que predicen tu próxima pregunta, Definitive estaba madura para la cosecha. Con la adquisición de Groq, Sunny Madra, consejero delegado de Definitive, pasa a liderar GroqCloud. Este movimiento no consiste simplemente en añadir otra muesca en el cinturón de Groq; es un mensaje claro de que Groq se toma en serio la propiedad del espacio de infraestructura de IA, aprovechando el arsenal de productos GenAI de Definitive y un fondo de guerra de 25,5 millones de dólares de capital riesgo.

Lo que hace que esta fusión cambie las reglas del juego es la salsa secreta de Groq: la LPU, o unidad de procesamiento del lenguaje. Imagínate procesar los modelos lingüísticos más complejos del mundo, como los de ChatGPT, a velocidades que hacen polvo al hardware convencional. Groq afirma que su LPU puede hacer exactamente eso, a una velocidad diez veces superior a la habitual. Es una afirmación audaz, respaldada por el director general de Groq, Jonathan Ross, cuyo currículum incluye la coinvención de la unidad de procesamiento tensorial (TPU) de Google. Con Definitive Intelligence a su lado, Groq no sólo pretende competir en el mercado de los chips de IA, sino que se está posicionando como el punto de referencia para desarrolladores y organizaciones que persiguen el sueño de la IA generativa.

Scaling a startup or scouting for your next deal?
We help you get there faster.