Según las fuentes, esta nueva tecnología, que mejora el razonamiento lógico más allá de los modelos existentes, podría presentarse en primicia ya el lunes. La actualización, que combina capacidades existentes como la transcripción de audio y la conversión de texto a voz en un modelo unificado, está destinada a mejorar la interacción con el usuario mediante el reconocimiento de las entonaciones de voz y los contextos visuales.

Se pretende que la tecnología sea transformadora, ayudando potencialmente en aplicaciones educativas y prácticas al proporcionar tutoría interactiva e información en tiempo real sobre el entorno. Aunque actualmente requiere soporte en la nube debido a su tamaño, OpenAI planea hacer esta tecnología más accesible, con el objetivo de integrarla en la versión gratuita de ChatGPT.

Mientras Google y otros competidores se centran en avances similares, se dice que el nuevo modelo de OpenAI supera a su predecesor, GPT-4 Turbo, en consultas específicas, a pesar de seguir siendo propenso a errores ocasionales.

El desarrollo de esta tecnología refleja un avance significativo hacia una integración más perfecta de la IA en los productos tecnológicos cotidianos, que podría afectar a millones de dispositivos en todo el mundo.