fbpx

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

Importantes startups de Chile se congregaron en primera edición de evento en Santiago

Un encuentro organizado por el semanario local DF MAS, inspirado en parte por TechCrunch Disrupt, convocó en Santiago a fundadores de empresas como NotCo, Buk, Xepelin, Fintual y Examedi. Tuvo una batalla de pitch de startups donde una agrotech resultó ganadora. 

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

Este martes se realizó en el sector oriente de la capital chilena MAS Pitch, evento organizado por el semanario DF MAS (edición dominical del Diario Financiero), medio que desde hace dos años cubre en profundidad la cada vez más movida escena de startups y capital de riesgo de Chile. 

La jornada se dividió en dos partes, una con un concurso de nuevas startups locales y otra con charlas de speakers de algunas de las startups y fondos de inversión más exitosos de del país. 

Las startups presentaron sus pitch en cuatro minutos a los miembros del jurado, distintos actores del ecosistema nacional, como Federico Iriberry de Broota, una conocida plataforma de crowdfunding para empresas, o Mauricio de la Torre, de Wind Ventures, el VC de la empresa de combustible local Copec. 

¿Dónde fabrican sus productos? ¿Qué los diferencia de la competencia?, estaban entre las preguntas que los jueces hacían hacia el final de cada pitch.

Entre los concursantes estaban Cacttus, una startup de seguros para mascotas, Levannta, una fintech que financia a otras startups, y la ganadora de la jornada: la agrotech Ciencia Pura, que desarrolló una tecnología que regula la luz que reciben las plantas. El premio fue una asesoría de la firma de abogados Barros y Errázuriz y aparecer este domingo en el DF MAS.

Crear, invertir y asumir el riesgo

La mayor parte del evento fueron las charlas de los speakers, quienes venían de fondos de inversión y de startups que han destacado en los últimos años. 

Cristóbal Silva, director de la Asociación Chilena de Venture Capital y partner de Kayak Ventures, uno de los fondos chilenos más activos, puso énfasis en la necesidad de que las compañías desarrollen resiliencia ante el ciclo del emprendimiento, en el que a veces los números están muy arriba y otras, muy abajo. 

“Necesitamos compañías que puedan ocupar el ciclo a su favor, no tratando de maximizar las valoraciones en cada ronda, teniendo una cultura que sea capaz de adaptarse en el tiempo”, dijo. “Porque van a haber ciclos, y los que no entienden esto, no van a existir en los próximos 10 años”.

Su discurso fue optimista y rescata del escenario chileno la “buena base de talentos”. Dio como ejemplo el caso de Rappi, en el que exempleados han realizado más de 100 emprendimientos de los cuales los mismos fundadores de la original han sido inversionistas ángeles. (Caso que se conoce coloquialmente como la mafia Rappi).

Antonia Rojas, chilena, socia del fondo mexicano ALLVP, el más grande en el evento, fue otra de las speakers. Sin presentación de fondo, quiso hacer un discurso más dinámico y explicó los cuatro filtros de ALLVP para invertir en una startup: un equipo con talento técnico, diverso y complementario; que el mercado, además de ser grande, esté dentro de la expertise del estudio; que la solución que entrega la empresa sea realmente 10 veces mejor que las actuales del mercado; que tengan un modelo de negocio; y, por último, que el producto o servicio tenga el potencial de pagar el fondo.

 

Antonia Rojas, socia de ALLVP.

“Esto es un negocio de lo que nosotros llamamos ‘Power Law’”, contó Rojas. “Lo que quiere decir que van a haber una o dos empresas de nuestro portafolio que van a pagar varias veces el fondo. Van a haber muchas que van a morir y estamos OK con eso”.

Matías Muchnick, fundador de la foodtech chilena NotCo (uno de los tres unicornios del país) eligió hablar de la salud mental detrás del negocio tecnológico: el levantamiento de grandes capitales y sus riesgos. Se diferenció del resto de los speakers por hablar de sus emociones, contando cómo le afectó que hace solo dos semanas falleciera a los 39 años la directora de Investigación y Desarrollo de la empresa en EEUU. 

Recordó cuando, en febrero de 2017, iban a lanzar su mayonesa vegana en una prestigiosa cadena de supermercados y se reventaron todos los productos en el caminodentro de los camiones. La frustración de haber cometido un error tan ridículo como no haber revisado la resistencia del packaging casi les quita la oportunidad de llegar a la venta masiva. Sin embargo, en los dos meses que les dio la cadena para volver a enviar la mercadería, sacaron una segunda mayonesa vegana mucho mejor que la anterior. Así, dio ánimo a quienes están en estado temprano de sus emprendimientos y a cuidar la salud mental, ya que en el camino siempre hay “mentores y dementores”.

 

Matías Muchnick, CEO y fundador de NotCo. (Foto: Paula Domínguez)


La jornada tuvo charlas de founders de eminentes empresas emergentes locales como Xepelin, Fintual, Broota y Buk. Una de las últimas fue la de Ian Lee, de Examedi,
una startup de exámenes médicos a domicilio que opera en Chile y México, y que Lee que fundó con 19 años (hoy tiene 21). 

La presentación de Lee, cuya empresa levantó en junio US$17 millones y hace pocos días selló una alianza con Walmart, se basó en la historia de Examedi y cómo fue ajustando la idea camino a su primera reunión con inversionistas. Dio su primer pitch el año pasado frente a Platanus Ventures, sin tener del todo claro cómo era el proceso. 

Ahora, a un poco más de un año de esa primera vez, la realidad es distinta. “Siempre uso una estrategia cuando respondo. Respondo la pregunta primero en una frase y después me explico, me explayo”. Y agrega que un error común —del que ha aprendido y que cometieron algunos pitch de la jornada— es que daban muchas explicaciones y luego la respuesta, que muchas veces no respondía finalmente la pregunta. También instó a las nuevas startups a creer en sus ideas: “Si la persona no se cree el cuento, la otra persona no lo va a creer tampoco”.

Consultado por este medio sobre el evento, Lee se mostró muy satisfecho con la jornada. “Siento que para cualquier persona que está  emprendiendo esto es la raja”, dijo, usando un chilenismo que quiere decir que algo es increíble. 

Un evento que llegó para quedarse

De acuerdo a la organización, el evento fue todo un éxito. “Funcionó extraordinario, fueron más de 450 personas, se agotaron las entradas una semana antes, hubo más de 1.500 personas en streaming y se llegó a un alcance de 15 mil personas en Instagram”, le dijo a Contxto Juan Pablo Silva, creador de la iniciativa. 

Silva, periodista de DF MAS, fue este año por primera vez al TechCrunch Disrupt en San Francisco, un evento de referencia del ecosistema de startups, organizado por el diario online TechCrunch. Volvió con la idea de hacer algo similar en Chile, en el medio de comunicación lo apoyaron y lograron levantar esta celebración del ecosistema chileno en menos de un mes. Una celebración que, por cierto, pretenden proyectar en el tiempo. 

 

Paula Domínguez Sarno
Periodista chilena y entusiasta de las startups.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

People Are Reading!

Luciana Reznik (Cedalio) y por qué no necesitas entender la blockchain...

0
Luciana Reznik pasó más de 10 años construyendo una empresa. Logró venderla con éxito y, cuando todo indicaba que podía relajarse, decidió volver a...