Esto permite el desarrollo colaborativo y posibles avances en la tecnología de IA, posicionando a xAI para competir con gigantes del sector como OpenAI, Meta y Google.

La decisión de abrir Grok bajo la licencia Apache 2.0 refleja la defensa de Musk de la transparencia y la colaboración en el desarrollo de la IA. Al compartir el modelo sin afinarlo para aplicaciones específicas, xAI invita a la innovación y a los comentarios de la comunidad.

Este paso sigue a la adquisición de Twitter (ahora X) por parte de Musk y subraya su compromiso de desafiar las prácticas de código cerrado en el sector de la IA. Mientras el sector navega entre los modelos de código totalmente abierto y los limitados, el audaz paso de xAI con Grok sienta un nuevo precedente para fomentar la innovación y el progreso de la inteligencia artificial.

The Verge tiene un amplio reportaje para profundizar en la historia