Bioelements busca convertirse en el nuevo unicornio de LATAM

Ignacio Parada tiene como objetivo a corto plazo multiplicar esta valoración por cinco, aspirando a convertirse en una empresa con un valor de USD$1,000 millones, es decir, un unicornio.

Ignacio Parada da Fonseca, un empresario chileno con formación en derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile, dio un giro a su carrera en 2014 al abandonar la práctica jurídica para adentrarse en la industria del embalaje biodegradable

En su país de origen, Chile, fundó Bioelements, una startup dedicada a la producción de envases sostenibles elaborados a partir de la resina BioE

Reconociendo la necesidad de experiencia científica, específicamente en ingeniería y biología, colaboró con su alma mater y luego estableció asociaciones con 14 universidades y 12 laboratorios en toda la región, incluyendo la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la más grande de Latinoamérica.

“Entendí desde el principio que si queríamos realmente hacer un material que tuviera esta capacidad de poder generar un efecto positivo en el medio ambiente, independientemente del lugar donde terminara, y no fuera algo perjudicial, necesitábamos el conocimiento que hay en la universidad”, explica Parada, en entrevista con DPL News.

En 2018, Bioelements expandió sus operaciones a Perú y México, siendo este último mercado el más importante, representando aproximadamente el 30% de sus ventas. 

En 2022, solo una startup chilena se convirtió en unicorio.En 2022, solo una startup chilena se convirtió en unicorio.

" data-medium-file="https://i0.wp.com/contxto.com/wp-content/uploads/2023/10/Unicornios-2022.jpeg?fit=246%2C300&ssl=1" data-large-file="https://i0.wp.com/contxto.com/wp-content/uploads/2023/10/Unicornios-2022.jpeg?fit=838%2C1024&ssl=1" decoding="async" >

En enero de 2023, la startup Bioelements logró recaudar USD$30 millones en su serie A, alcanzando una valuación de USD$200 millones

“Hoy día en México estamos fabricando más de 400 toneladas mensuales que al mes son más de 5 mil toneladas de plástico que sacamos del mercado mexicano y lo transformamos en biomateriales, entonces es una cuestión muy potente y nuestro objetivo es duplicarlo”, agrega el empresario.

Ignacio Parada tiene como objetivo a corto plazo multiplicar esta valoración por cinco, aspirando a convertirse en una empresa con un valor de USD$1,000 millones, es decir, un unicornio.

“Yo creo que más allá de la valuación, lo importante es que los clientes estén confiando en ti. A nosotros lo que más nos importa es, más que cuánto vales, cuánto estás vendiendo. 

“Ese es nuestro objetivo. La alianza con este tipo de empresas grandes es clave para que la cuestión avance”, asegura Parada, que menciona a Coppel y a Kimberly Clark en México.

No obstante, en la actualidad, su enfoque se centra más en la rentabilidad y el crecimiento sostenible, en línea con la estrategia adoptada por otras startups en crecimiento de la región, en respuesta a la disminución de las inversiones.

Previous Article
edtech mate academy brasil

La Edtech ucraniana Mate Academy llega a Brasil con modelo de pago basado en empleabilidad

Next Article
Nubiral

Nubiral: Pioneros de la Transformación Digital en América Latina

Scaling a startup or scouting for your next deal?
We help you get there faster.