– Las nuevas funciones incluyen transacciones de coste cero y pagos sin contacto para menores de más de 12 años.

  • La plataforma admite ahora pagos de más de 245 servicios públicos y 21.701 acuerdos privados.

    El monedero digital del Grupo Aval, Dale!, está ampliando estratégicamente su oferta para alcanzar el objetivo de 4 millones de usuarios a finales de año, según ha revelado su consejero delegado, José Manuel Ayerbe, a Forbes. Una iniciativa clave es permitir a los menores, a partir de 12 años, abrir cuentas con autorización paterna, permitiéndoles enviar, recibir dinero y realizar compras con tarjeta de débito sin coste alguno.

    Además de dirigirse a los usuarios más jóvenes, Dale! ha introducido la capacidad de pago sin contacto en los comercios equipados con la tecnología necesaria. Esta medida facilita las transacciones sin tarjeta a través de dispositivos móviles, reforzando la usabilidad y accesibilidad del monedero digital. La plataforma también cuenta con la integración de una amplia gama de servicios de pago, dando cabida a 245 servicios públicos y 21.701 acuerdos privados directamente a través de su app.

    Ayerbe destacó el compromiso del monedero con la inclusión en el sistema financiero, apoyando las iniciativas del gobierno para mejorar la economía popular. Los próximos planes incluyen ampliar los servicios a los extranjeros residentes en Colombia e integrar potencialmente las transferencias y remesas internacionales de dinero.

    Dale! mantiene un enfoque de adaptación a las necesidades del mercado, con equipos de producto dedicados que evalúan y responden a las demandas de servicios financieros y soluciones de pago. Dale! se distingue de sus competidores por ofrecer ventajas exclusivas del Grupo Aval, como transferencias sin comisiones, premios de fidelidad a través de Tuplús y acceso a Experiencias Aval, como preventas de conciertos. Ayerbe destaca la fiabilidad del monedero, su disponibilidad constante y la atención al cliente 24 horas al día, 7 días a la semana, como sus ventajas competitivas en el creciente mercado de los monederos digitales.