A medida que el mundo avanza rápidamente hacia la era digital, las empresas buscan diversificar sus ofertas para satisfacer las diversas necesidades de sus clientes. Didi, una empresa conocida inicialmente por sus servicios de movilidad, ha demostrado ser un competidor formidable en esta carrera al expandirse más allá de los viajes compartidos y las entregas de comida. En un esfuerzo por enriquecer aún más su presencia en el mercado mexicano, Didi ha introducido su primer producto financiero: la DidiCard.

Esta es la primera tarjeta de crédito que la empresa ha lanzado en todo el mundo, marcando un hito importante en sus esfuerzos por establecer un brazo financiero robusto. Esta introducción llega poco después de su servicio Didi Préstamos, lo que indica claramente la dirección en la que la empresa está avanzando.

Marisa Hurtado, gerente senior de Comunicación de Movilidad y Servicios Financieros de Didi México, destacó la visión de la empresa detrás de este lanzamiento. Expresó que, mediante la Didi Card, buscan crear «un ecosistema financiero más accesible e inclusivo», especialmente para aquellos mexicanos que históricamente han carecido de acceso a herramientas financieras para cumplir sus objetivos.

¿Cómo funciona DidiCard?

Una de las ventajas inmediatas de la DidiCard es su proceso de adquisición simplificado. En una era en la que la rapidez y la eficiencia son cruciales, Didi asegura que los interesados pueden obtener su tarjeta en un breve periodo de 5 minutos a través de las aplicaciones de Didi Pasajero y Didi Food. Este proceso simplemente requiere la captura de algunos datos personales, y los usuarios recibirán una confirmación en menos de diez minutos. Lo que es aún más impresionante es que la tarjeta es virtual, permitiendo a los usuarios empezar a usarla casi inmediatamente.

La tarjeta comienza con una línea de crédito de 3,000 pesos. No obstante, Didi ha diseñado la tarjeta para que esta cantidad pueda incrementarse basándose en el uso que le dé el cliente. Además, en una medida para incentivar el uso de sus servicios, la empresa ofrece un 3% de cashback en las compras realizadas a través de Didi y Didi Food. Esta estrategia no solo beneficia a Didi, sino que también proporciona un valor tangible a sus usuarios.

Además, en un intento por ofrecer aún más valor a sus usuarios, Didi ha establecido alianzas con renombradas empresas, como Cinemex, Booking, Radioshack, Office Depot y Justo. Estas asociaciones permitirán a los usuarios de Didi Card obtener descuentos especiales. Aunque actualmente la empresa no ofrece opciones de meses sin intereses, tienen planes de integrar esta característica en un futuro próximo.

Una característica distintiva de la tarjeta es su tecnología contactless, que permite a los usuarios hacer pagos simplemente acercando la tarjeta a una terminal. Además, para garantizar transacciones en línea seguras, la tarjeta virtual cuenta con un CVV dinámico, que cambia y solo es válido durante 10 minutos.

Marisa Hurtado resume la misión de Didi al decir que desde el primer día, la visión ha sido «brindar accesibilidad». Con el lanzamiento de la DidiCard, la empresa no solo sigue fiel a esta misión, sino que también refuerza su compromiso de fomentar la inclusión financiera, no solo a través de sus servicios de movilidad y entrega de alimentos, sino también al facilitar a los mexicanos el acceso a productos y servicios financieros.

Durante 2022, México y Brasil dominaron más del 70% del sector de comercio electrónico en Latinoamérica, con Colombia en el tercer lugar. Se anticipa que, en los años venideros, naciones como Chile, Argentina y Perú verán incrementos significativos en sus mercados de ecommerce. Según estimaciones de NubeCommerce, se proyecta que el ecommerce en la región latinoamericana aumente alrededor del 31% anualmente hasta 2025.