fbpx

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

Startup mexicana de moda ética, Someone Somewhere, ira a EUA tras inversión liderada por DILA Capital

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

Contxto – DILA Capital de México ha tenido una buena racha últimamente. A mediados de diciembre pasado se desenmascaró como el inversionista anónimo en una ronda de US$10 millones para la startup de reconocimiento de identidad con sede en Estados Unidos, Incode.

En ese momento la historia se trataba sobre dinero mexicano dirigido a una empresa estadounidense. 

Ahora se invirtieron los papeles y el dinero viene de regreso a casa, con el reciente anuncio de que el fondo lideró una ronda de inversión para la startup mexicana, Someone Somewhere

Artículo relacionado: ¡Sorpresa! se revela que DILA Capital de México lideró la inversión de US$10 millones para startup de reconocimiento de identidad

Esta es la segunda ronda de la compañía luego de recibir US$2 millones hace algún tiempo de Promotora, GBM, Unreasonable Capital e Inadem. Aunque no sepamos exactamente cuánto se invirtió a la compañía, podemos asumir que la suma será mayor esta vez.

El quién, qué, cuándo y dónde del bordado artesanal

Que no te engañe el nombre en inglés. Esta startup de moda sostenible y ética está muy cerca de DILA en su natal Ciudad de México. El nombre es más bien una respuesta a la razón de ser de la compañía. Esta startup marca cada artículo de vestir con la respuesta de ambas afirmaciones ambiguas: 

Someone (alguien) – el nombre de uno de los casi doscientos artesanos rurales que abastecen a la compañía. 

Somewhere (en algún lugar) – El pueblo o municipio específico de dónde provino el artículo, principalmente de los estados de Puebla, Chiapas, Estado de México, Oaxaca e Hidalgo. 

Esa es la idea detrás de esta compañía: un comercio justo para los atuendos usualmente indígenas de México. Y bueno, DILA, junto con inversionistas de PSM, GBM Ventures, Soldiers Field Angels, Unreasonable Capital y Kalei Ventures, todos parecen creerlo y quieren más.

Hasta ahora, la startup se había enfocado en sus operaciones mexicanas. Actualmente dirige sus operaciones a través de una plataforma de e-commerce, así como en cuatro tiendas boutique tradicionales con sede en Ciudad de México, tipo de ladrillo y mortero, y una presencia en tiendas departamentales selectas en el resto del país. 

Sin embargo, en 2018, se estableció en Los Ángeles para probar el terreno estadounidense.

Hay que pagar con dinero no palabras

La faceta ética de Someone Somewhere fue algo que atrajo al director de DILA Capital, Alejandro Diez Barroso. Él dijo en un comunicado de prensa que: 

“El enfoque de la compañía está en el impacto social, combinado con una calidad excelente de sus productos y diseños será un gran éxito”. 

No voy a mentir, inicialmente sí me causó conflicto cuando leí “sus productos” sin hacer referencia a la fuente verdadera de los bordados. Recordé a las tiendas donde marcas de ropa importantes se adentran en el corazón rural de países en desarrollo, hacen amistad con las artesanas locales, les pagan una miseria y proceden a ganar millones con sus diseños. 

El gobierno mexicano incluso tuvo una pelea con el gigante de la moda, Carolina Herrera, por el mismo tema.

Sin embargo, Someone Somewhere sí parece ser distinto. Sin embargo, no estoy confiando en su palabra (su sitio web está lleno de clichés sobre la “buena vida”), sino en el hecho de que la compañía es una B Corp certificada, acreditando su compromiso al comercio justo y al medio ambiente.

No nos engañemos sobre el significado del reciente éxito de inversión. Los capitalistas de riesgo van a ganar mucho dinero, sin embargo, a medida que entra la nueva década, la tendencia hacia vincular la rentabilidad con la sustentabilidad y las causas éticas también se intensifican. 

Si lo ético está de moda, y la moda vende, vale la pena intentarlo. Pero siempre hay que estar atentos a la inevitable ola de la “ética como mercadotecnia”. 

A los fundadores e inversionistas: no paguen únicamente con palabras a estas causas, sean fieles a lo que dicen y comprométanse de verdad y a largo plazo. Los estamos vigilando.

-AG

Traducido por Alejandra Rodríguez

Alejandro González Ormerod
Historian, writer, and editor from Mexico City. He was a book publisher, academic, and cheesemonger before joining Contxto. Still deciding on which Latin American country to visit next; food and fun are the main criteria.

People Are Reading!

los 21 unicornios latinoamericanos galopando hacia el éxito

La Lista Completa De Unicornios Latinoamericanos [2020]

3
Contxto - Con América Latina creciendo como un eje importante para el ecosistema de emprendimiento, apenas pasa un día sin que haya...