• Con una nueva licencia bancaria, la empresa pretende facilitar las transacciones de remesas, potenciando la inclusión financiera.
  • El gigante de la tecnología financiera prevé una mayor expansión en América Latina, aprovechando su modelo de servicio europeo.

Revolut, el gigante fintech con sede en Londres, está poniendo sus miras en México con una importante inversión destinada a aprovechar los lucrativos flujos de remesas del país. Juan Miguel Guerra, director general de Revolut en México, anunció planes para invertir más de 100 millones de dólares en 2024, principalmente para contratar personal y mantener suficiente liquidez operativa. Este movimiento estratégico sigue a la reciente adquisición de una licencia bancaria en México, un paso crucial en la estrategia más amplia de expansión latinoamericana de Revolut.

La empresa ha experimentado un rápido crecimiento global, con 40 millones de clientes desde su lanzamiento en 2015. En México, donde las remesas alcanzaron la cifra récord de 63.300 millones de dólares el año pasado, en su mayoría procedentes de EE.UU., Revolut ve una oportunidad sustancial. La empresa pretende agilizar los pagos transfronterizos e introducir un conjunto de productos financieros similares a los que ofrece en Europa, lo que podría mejorar significativamente la comodidad del servicio para millones de personas.

Guerra también destacó el potencial de expansión más allá de México y Brasil, apuntando a otras regiones de América Latina donde las licencias bancarias son accesibles con recursos mínimos. Sin embargo, reconoció los retos que plantea la gestión de los flujos de remesas, en particular los riesgos asociados a los fondos ilícitos procedentes del crimen organizado. Revolut se compromete a aplicar salvaguardias sólidas para supervisar las transacciones y garantizar la integridad de sus operaciones financieras en estos mercados de alto riesgo.