– El ajuste refleja la confianza en el crecimiento de Revolut a pesar de la desaceleración mundial de la inversión en fintech.

  • La expansión internacional de Revolut y sus nuevas características mejoran su posición en el mercado.

    Schroders, accionista minoritario de Revolut, ajustó recientemente su valoración de la empresa fintech con sede en Londres, sugiriendo un aumento del 45% respecto al año anterior, lo que eleva su valor estimado a 25.700 millones de dólares. Este ajuste se produce a pesar del descenso general de las inversiones en fintech, que en 2023 vio caer la financiación mundial a su nivel más bajo en cinco años. Schroders atribuye esta revalorización al significativo progreso de Revolut durante el año pasado, incluidos sus ambiciosos esfuerzos de expansión internacional.

    En detalle, el fondo de inversión de Schroders Plc informó de una sustancial revalorización en su informe anual, aumentando el valor de su participación en Revolut de 5,44 millones de libras a 7,88 millones de libras a finales de diciembre. Esta revalorización refleja el sólido rendimiento del neobanco en medio de un difícil entorno financiero marcado por la subida de los tipos de interés que afecta a muchas empresas financieras centradas en el crecimiento.

    Revolut sigue ampliando su base de clientes, añadiendo aproximadamente un millón de nuevos usuarios cada mes. La empresa también ha introducido recientemente una función avanzada de detección de estafas basada en IA para proteger a sus clientes del fraude financiero. Esta innovación subraya los continuos esfuerzos de Revolut por mejorar la seguridad y la confianza de los usuarios, reforzando aún más su posición en el mercado.

    Aunque Revolut no ha hecho comentarios sobre la valoración de Schroders, la trayectoria positiva de la empresa y el crecimiento continuado de sus clientes ponen de relieve su resistencia y potencial de éxito sostenido en el competitivo panorama de las fintech. La empresa también está a la espera de la decisión final sobre su licencia bancaria en el Reino Unido, que ampliaría significativamente su oferta de servicios en su mercado nacional.