fbpx

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

¿Debería crear una app para mi startup? La respuesta está en cuantos amigos tienes

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

cómo crear tu mvp en 5 pasos rápidos y sencillos

Contxto – Sonará raro comenzar así una respuesta sobre si deberías desarrollar una app para tu startup, pero dame chance: ¿Has oído hablar del número de Dunbar? Estipula la cantidad de relaciones sociales que podemos mantener a la vez en un escenario realista: 150.

El antropólogo británico Robin Dunbar estudió primates no-humanos y llegó a la conclusión de que existe una correlación directa entre el tamaño del cerebro y el tamaño del grupo social.

Sostuvo que el neocórtex (el encargado de la conciencia espacial, el lenguaje y la cognición) limita la cantidad de complejidad que un sistema social puede tener. Más tarde observó que los grupos humanos colapsan o se dividen cuando aproximadamente alcanzan los 150 miembros.

¿Alguna vez pensaste que esto también aplica para muchos otros sistemas? Como la cantidad de aplicaciones que usas. Observa los teléfonos de tus amigos, la cantidad de apps que tienen probablemente se ubique en un rango similar.

Aviso: Todos conocemos a algún nerd que nunca ha eliminado una app, incluidos todos los MVPs y betas de Testflight. Pero, de acuerdo con Rionic, la mayoría de las aplicaciones no tienen la buena suerte de vivir eternamente en los teléfonos inteligentes de los usuarios.

De hecho, las aplicaciones móviles pierden, en promedio, 77% de sus usuarios diarios activos en las primeras tres semanas de descarga. Así que si quieres saber qué diferencia a una app que retiene a esos usuarios de una que no, continua leyendo.

Homo S-App-iens: ¿Debería crear una app?

Igual que en los experimentos con primates de Dunbar, puede haber una relación entre el tamaño del neocórtex y la cantidad de aplicaciones que puede manejar un cerebro humano.

De la misma manera en la que eliges a los amigos, las aplicaciones que necesitas, tienen que ser las que amas y confías, mientras que el resto desaparece del radar.

Siendo así, si eres lo suficientemente audaz como para lanzar una app, considera que debe satisfacer mejor una necesidad que la competencia. Debe tener el potencial de ser amada o tener un elemento que inspire a los usuarios a creer tanto en esta que será una de sus principales elecciones.

Entonces, igual que cuando haces amigos, estas son 5 preguntas que debes responder antes de comenzar a crear tu aplicación. 

1. ¿Resolverá un problema 10 veces mejor que las soluciones existentes?

Peter Thiel, fundador de PayPal, acuñó la infame regla del 10x. “Tienes que ser 10 veces mejor que el segundo mejor”. De lo contrario, concluye el proverbio, no hay razón para que exista.

Por lo tanto, tu aplicación debe funcionar tan bien y proporcionar una solución tan eficiente que pueda abrirse paso en un mercado (probablemente ya saturado).

Por ejemplo, Robinhood se hizo popular cuando permitió a los usuarios comprar y vender acciones sin comisiones. Eso fue infinitamente mejor que las aplicaciones que cobraban comisiones a cualquier tasa.

2. ¿El beneficio neto será mayor que los costos?

¿Cómo hará tu app del mundo un mejor lugar y cuánto costará llegar allí? Esta es una excelente pregunta en la que vale la pena reflexionar.

Lanzar una plataforma es un proyecto desafiante y te costará. La tasa actual son valiosos años de vida tuyos y de tu equipo. Entonces, considera lo siguiente: ¿vale la pena el sacrificio?

Al calcular el valor de tu proyecto como un cálculo monetario estricto, pregúntate lo siguiente: ¿Será el valor de vida del cliente (LTV) mayor que tus costos de adquisición de clientes (CAC)? ¿Serían estos costos exponencialmente menores a aquellos asequibles a través de una web app/sitio? ¿Veríamos mayor retención de usuarios y/o mejores retornos que no lanzando la app?

Por obvia que parezca, estas son preguntas fundamentales y deben estructurarse dentro de un plan de negocios.

Incluso si es ambiguo al principio, intenta investigar cuánto costará registrar usuarios activos. Una forma fácil de hacerlo es dividiendo tu presupuesto de mercadotecnia entre la cantidad de usuarios que obtendrás durante un período determinado; los ya bien conocidos unit economics.

Por otro lado, redacta una estrategia de monetización concreta y factible. Piensa en 10 ideas y luego aférrate a las tres primeras y llévalo a cabo.

3. ¿Está disponible la tecnología que necesitas?

Se dice que Steve Jobs y el equipo de Apple soñaron con el iPod antes de poder construirlo.

Tuvieron que esperar a que la tecnología de almacenamiento de memoria tuviera suficientes datos para guardar “mil canciones en tu bolsillo”. Sin embargo, tan pronto como estuvo disponible, el equipo voló a Japón, compró los derechos exclusivos y el resto es historia.

Por lo tanto, debes estar preparado para cuando llegue el momento de aprovechar esa tecnología, conectarla a tu visión y ofrecer un producto excepcional.

4. ¿Podrás ejecutar correctamente una vez que la aplicación esté lista?

Hacer crecer un producto requiere mucho trabajo duro, recursos y uno que otro truquito. Sin embargo, te sorprenderá saber cuántos equipos terminan decepcionados cuando su producto está listo pero los clientes no llegan.

Pero considera que algunos sugieren que una startup debería invertir hasta un 30 por ciento del valor de sus ventas totales en campañas de publicidad. Más allá de que si crees o no en esta cifra, lo que indica más bien es que el proceso de lanzar una app no acaba al lanzarla al público.

En lugar de dejarlo al azar, prepárate para hackear el crecimiento de tu producto. Tal vez no gastes el 30 por ciento de tu capital en marketing, pero definitivamente considera el lanzamiento de tu aplicación como apenas el 70 por ciento del trabajo.

5. ¿El mercado está preparado?

No sabrás la verdadera respuesta a esta pregunta hasta que la pruebes. Te sugiero que leas sobre cómo crear un MVP para evitar perder mucho tiempo y recursos en un producto que la gente no quiere.

Lo bueno de las pruebas es que a través de este proceso te enteras de lo que el mercado realmente quiere con datos y estadística pura y dura. El proceso de iteración y mejora continua es increíblemente esclarecedor.

Prueba muchas soluciones a tu problema y haz experimentos baratos hasta que digas ¡Eureka!. Una vez que lo hagas, vete con todo, desarrolla y crece. Está bien no saber todo desde un inicio. Pero es necesario llegar con una hipótesis, probarla (o no) e iterar si es necesario.

Un pequeño adelanto: lo será.

Desarrollar una aplicación es hacer un amigo

Estamos viviendo uno de los mayores cambios culturales de la historia. La humanidad está migrando del mundo físico al mundo virtual, y a una realidad omnicanal.

Y esto es sólo el principio; la oportunidad para la disrupción y la innovación aumenta cada día que pasa.

Esto te pone en un dilema como fundador, comercializador, creador de una startup… Si esperas demasiado para lanzarte al mundo digital de las aplicaciones, ¿te perderás los beneficios de esta etapa en la evolución social?

Idealmente, deberías poder responder estas preguntas lo mejor posible, de modo que puedas crear tu aplicación antes de que se te vaya el tren.

Sin embargo, independientemente de si estás convencido de que necesitas crear una aplicación ahora o si aún te preguntas “¿debería crear una app o no?”, siempre es bueno tener un amigo confiable y con experiencia cual mentor. Ponte en contacto con Rionic para saber dónde estás parado. Una buena orientación inicial vale más que mil ideas al aire.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

People Are Reading!

Venezuela y su red de inmigrantes emprendedores creando valor

0
Nuestro Soapbox de hoy presenta la opinión de Eduardo Morrison es abogado corporativo con experiencia bancaria especializado en criptomonedas y blockchain.