fbpx

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

Startups brasileñas en Silicon Valley cerraron más de US$2 millones en 2 años

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

Contxto – El ecosistema de Brasil está creciendo, y no necesariamente dentro de sus fronteras. Los emprendedores y compañías de capital de riesgo (VC) en Silicon Valley están desempeñando un papel importante en el fortalecimiento de la escena de startups.

La organización sin fines de lucro BayBrazil le ha estado siguiendo la pista.

Esta organización realizó una encuesta recientemente que encontró que 11 startups con fundadores brasileños que operan en Silicon Valley han recaudado fondos por al menos US$2 millones. La mayoría de estos fondos se obtuvieron en los últimos dos años.

Asimismo, hay fondos VC que han desarrollado una presencia doble; tanto en Brasil como en Mountain View. Todo esto demuestra que no existen límites para el ecosistema brasileño.

Sin embargo, compara esos US$2 millones con la cantidad total de capital que han levantado estas 11 startups; US$849 millones, según BayBrazil.

[wd_hustle id=”InArticleOptincopy” type=”embedded”/]


Por lo tanto, si estas empresas obtuvieron muchos más fondos en otros lugares (US$850 millones) que en Silicon Valley (apenas US$2 millones), me pregunto lo siguiente:

¿Vale la pena la inversión de mudarse y/o cabildear en el Bay Area tan solo para poder presumir haber sido creado/financiado en Silicon Valley? ¡Quién sabe! Quizás las otras inversiones se derivaron de este codiciado estatus sanfranciscano.

Sin embargo, me debo preguntar, ¿hasta qué punto irse o ser financiado en Silicon Valley es una actividad que únicamente busca aparentar?

Startups brasileñas en Silicon Valley

Brex y sus productos financieros para pequeñas y medianas empresas (pymes) es la startup de la Bahía líder en fondos recaudados. Cerró US$150 millones en mayo pasado y alcanzó una valuación de US$2,600 millones. Uno de sus principales atractivos comerciales ha sido su tarjeta de crédito para startups.

Estos eventos han inspirado en gran medida a emprendedores en Brasil. Por ejemplo, Stark Bank, que quiere lanzar su propia línea de productos fintech, dirigidos principalmente a otras startups.

Olivia es otra fintech con sede en Silicon Valley que ha cerrado financiamiento este año para su app personal financiera de inteligencia artificial. Pero el hecho de que esté en California no significa que la startup se olvide del país de origen de sus cofundadores.

“Olivia juega al arbitraje de talentos al contratar a los mejores ingenieros de IA/ML en Silicon Valley para aprovechar la enorme oportunidad de transformar, a través de los datos, la industria financiera en Brasil”, dice el cofundador y CEO de Olivia, Cristiano Oliveira.

Esparciendo semillas (e inversiones)

Brasil tiene múltiples fondos VC en el país para apoyar a sus startups. Pero para impulsar a las empresas brasileñas no siempre significa estar en Brasil.

Por ejemplo, ONEVC tiene su sede en EE.UU. Sin embargo, es un inversionista activo en startups brasileñas. Entre las empresas de su cartera encontramos a la legaltech Docket, la startup empresarial Pipefy, la proptech Yuca, la de ciberseguridad idwall, por nombrar algunas.

Mientras tanto, algunas empresas de VC brasileñas, como Indicator Capital, también han abierto oficinas en Mountain View. En el caso de Indicator, lo hizo en 2018 con el objetivo de actuar como vínculo entre la tecnología y las prácticas de Silicon Valley con los mercados brasileños.

De hecho, ya sean startups o VC, la construcción de este tipo de puentes entre el Área de la Bahía y Brasil le da a su ecosistema una ventaja tanto en términos de conocimientos como de networking. 

Artículos relacionados: ¡Tecnología y startups de Brasil! 

-ML

Traducido por Alejandra Rodríguez

Mariana López
My topic darlings are startup management, edtech, and all-things pop culture. J Balvin is Latin America's best reggaetonero and I dare you to convince me otherwise.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

People Are Reading!