fbpx

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

“Comedor en la nube” Let’s Eat descentraliza comida para quienes no pueden trabajar desde casa

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

ContxtoLet’s Eat, una foodtech “comedor en la nube” que ofrece comidas personalizadas para trabajadores de oficina como alternativa a los comedores corporativos, cerró una ronda preserie A.

La ronda fue dirigida por Fink Ventures, junto con EMAN (Emerging Markets Angel Network) y otros inversionistas ángeles estratégicos.

El dinero se utilizará para lanzar nuevas verticales dentro de la base de clientes actual de Let’s Eat. También expandirá su oferta en zonas industriales, la hotelería y la educación.

Nuestro mercado principal siempre han sido las oficinas corporativas dentro de áreas metropolitanas. Pero como las oficinas caseras serán la norma en el futuro previsible, estamos aprovechando nuestra tecnología de pedidos móviles, prepago y nuestras sólidas capacidades de entrega de última milla para ampliar nuestra oferta

Ronni Samir, CEO de LetsEast

Una historia de amor y comida

Los cofundadores, Ronni Samir y Hussein Fawzi (CEO y COO de LetsEat, respectivamente), son suecos, pero decidieron mudarse a México después de graduarse de la universidad para fundar LetsEat.

Samir hizo un intercambio en el Tec de Monterrey, una universidad mexicana prestigiosa, cuando era estudiante y se enamoró de la ciudad y de México en general.

El vínculo regiomontano de Let’s Eat por lo tanto es doble. Es la primera ciudad de lanzamiento de Let’s Eat y la sede del equipo.

La startup se lanzó a fines de 2018 como un “comedor virtual” o “comedor en la nube inteligente”. Funciona como una prestación laboral para los empleados. Conectan proveedores y restaurantes con trabajadores de oficina, además de que coordina las entregas.

Sin embargo, la pandemia obligó a la empresa a dar un giro radical en su primer año de existencia.

Let’s Eat descentraliza comedores con sana distancia

Covid forzó un pivote interesante en la empresa que curiosamente estaba perfectamente posicionada para hacerlo; tanto geográfica como tecnológicamente.

Let’s Eat es una startup híbrida que funge como un dark kitchens-como-un-servicio y un comedor en la nube de entrega de última milla.

Aunque quizá ya no pudiera atender a los trabajadores de oficina, los vastos parques industriales de Monterrey, que simplemente no podían trabajar desde casa, de repente se volvieron mercados objetivo primordiales.

Al automatizar y descentralizar las entregas en estos lugares, los servicios de Let’s Eat redujeron drásticamente los tiempos de espera y la aglomeración de personas en los comedores; convirtiendo a su sistema en un beneficio para la salud además de un servicio de comidas bastante conveniente.

Los resultados han sido evidentes, los pedidos en grandes sitios industriales han visto una tasa de crecimiento del 14 por ciento mensual.

La startup espera traducir este éxito a medida que las personas regresan a la oficina, pero continúen manteniendo la sana distancia. Yo lo llamo una medida de salubridad, Let’s Eat lo llama:

“Una prestación de bienvenida de vuelta a la oficina”.

-AG

Traducido por Alejandra Rodríguez

Alejandro González Ormerod
Historian, writer, and editor from Mexico City. He was a book publisher, academic, and cheesemonger before joining Contxto. Still deciding on which Latin American country to visit next; food and fun are the main criteria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

People Are Reading!