fbpx

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

Copper3D crea una mascarilla de código abierto para combatir al coronavirus

Don't worry, we speak : English (Inglés), too!

[wd_hustle id=”InArticleOptincopy” type=”embedded”/]


Contxto – Ya hemos escuchado hablar sobre las estrategias de las biotechs contra el coronavirus. Sin embargo, aquí te tengo otro enfoque: la impresión 3D.

A luz de la elevada demanda de mascarillas N95, los emprendedores de la chilena Copper3D crearon y lanzaron ayer (18) un diseño descargable de una mascarilla antiviral para su impresión en 3D. 

Conocida como “NanoHack”, la startup se jacta de que es reutilizable, reciclable y antiviral. Sus archivos STL para imprimirla se pueden descargar gratis aquí.

Aunque vale la pena señalar que para hacerla, Copper3D dice que necesitarás PLACTIVE, un plástico único que es el que hace que la mascarilla sea antiviral y antibacteriana en primer lugar. Sin mencionar que también requiere de ensamblaje.

Artículo relacionado: Lo que COVID-19 le hará a nuestro ecosistema startup latinoamericano

NanoHack le agrega lo ecológico a las mascarillas

Lamentablemente, las máscarillas N95 están de moda en este momento. Pero algunas fuentes afirman que solo deben usarse durante aproximadamente ocho horas antes de desecharse. Así, el coronavirus no solo está afectando nuestra salud, estilo de vida y economía, sino también al medio ambiente.

En ese sentido, los emprendedores y fundadores de Copper3D Andrés Acuña, Daniel Martínez y Claudio Soto crearon a NanoHack para cambiar nuestro enfoque acerca de las mascarillas N95 a través de un plástico único.

Su startup desarrolla materiales antibacterianos para evitar infecciones; ahora han llevado esa tecnología al ámbito de las mascarillas con PLACTIVO. Según su sitio web, este nanocompuesto es biodegradable y cuenta con la aprobación de la FDA, tiene certificación ISO y cumple con los estándares de la Unión Europea.

Consideraciones

Este producto sin duda aporta un elemento ecológico a las mascarillas y, el hecho de que sea aprobado por estos conocidos organismos reguladores brinda cierta tranquilidad en cuanto a sus capacidades de protección. Sin embargo, tiene algunos reveses.

Es poco probable que las personas, hospital o centro de salud promedio tengan una impresora 3D a la mano.

PLACTIVE —usado en NanoHack— tiene una gran demanda, por lo que la startup está pasando por “una escasez global de nuestros materiales”, como afirman en sus redes sociales:

En un sitio, se vendió un paquete de este material a US$93.

Además, existe un proceso manual para hacer la máscara. Los compradores individuales pueden llevarlo a cabo sin ningún problema, sin embargo, dadas las cargas de trabajo con las que se enfrenta el personal de atención médica, no estoy segura de que tengan la paciencia para hacer las suyas.

Todo esto significa que si fueran a usarse en hospitales, tendrían que ser provistas por un proveedor externo que pueda encargarse de todas estas consideraciones.

Por último, pero no menos importante, la mascarilla requiere de limpieza para que pueda protegerte de manera efectiva.

Pero es increíble ver a startups como Copper3D regalando su diseño para compartir sus conocimientos y beneficiar a todos.

Artículos relacionados: ¡Tecnología y startups de Chile! 

-ML

Traducido por Alejandra Rodríguez

Mariana López
My topic darlings are startup management, edtech, and all-things pop culture. J Balvin is Latin America's best reggaetonero and I dare you to convince me otherwise.

People Are Reading!