• Innzpira, una startup chilena que realiza perfiles psicológicos utilizando IA, ha cerrado recientemente una ronda de inversión de 150.000 euros para ampliar sus operaciones a Europa.
  • El fundador de la startup, el psicólogo chileno Isaías Sharon Jirikils, se trasladó a Valencia (España) en diciembre para abrir la operación europea, que comenzó oficialmente en abril.
  • Innzpira opera como holding de varias filiales de coaching (Smart Coach), educación (HPI), recursos humanos (HRX) y una aplicación de matchmaking (Redarkia), todas ellas destinadas a ayudar a empresas e instituciones a conocer mejor a sus trabajadores, clientes y usuarios para mejorar la toma de decisiones.

La vida de Sharon siempre ha estado ligada al espíritu empresarial, ya que creció en la fábrica de marionetas de su familia e inventó empresas de forma natural durante sus años escolares. A pesar de estos antecedentes, optó por estudiar psicología en la Universidad de Santiago, donde se implicó en temas de educación y ejerció de líder estudiantil, llegando a convertirse en asesor de la ex ministra de Educación Mónica Jiménez.

En 2012, a los 27 años, le diagnosticaron un cáncer linfático avanzado. Vendió su empresa de consultoría y pagó sus deudas, sometiéndose a un año de quimioterapia. Durante este proceso, fundó Smart Coach, una escuela de coaching que ha formado a más de 20.000 profesionales en 14 países.

En 2015, tras recibir el alta médica, Sharon trató de elevar el negocio e integrar la tecnología, lo que condujo al desarrollo de perfiles psicométricos. También obtuvo un doctorado en educación y tecnología durante este tiempo.

En la actualidad, Innzpira opera como holding de varias filiales de coaching (Smart Coach), educación (HPI), recursos humanos (HRX) y una aplicación de búsqueda de pareja (Redarkia), todas ellas destinadas a ayudar a las empresas e instituciones a comprender mejor a sus trabajadores, clientes y usuarios para mejorar la toma de decisiones.

La empresa ha desarrollado un conjunto de algoritmos psicológicos mediante aprendizaje automático, que funcionan a través de una plataforma de software como servicio (SaaS) con un modelo de microservicios. El sistema funciona haciendo que los trabajadores, clientes o estudiantes respondan a cuestionarios, que luego son validados y procesados por los algoritmos para crear perfiles.

Sharon destacó que la protección de datos es una prioridad máxima para la empresa, y que aplican las normas europeas, trabajando con datos anonimizados y encriptando la información para evitar brechas de seguridad.

Innzpira opera actualmente en 10 mercados de América, incluido Chile, y tiene su sede en Estados Unidos. Tras recaudar 150.000 euros de inversores ángeles y participar en la aceleradora española Startup Olé, Sharon se trasladó a España para preparar el lanzamiento europeo.

La misión de la empresa es entrar en el sector bancario, con conversaciones avanzadas con BBVA y Santander. También están cerrando un contrato con Telefónica España, que permitirá acceder a los datos de 140.000 personas.

España servirá de puerta de entrada para la siguiente fase de expansión de Innzpira, con planes para entrar en los mercados asiáticos y operar en 55 países para 2028. Este año, la startup prevé realizar entre 8 y 10 millones de perfiles para sus clientes en más de una docena de países y generar unos ingresos de unos 4 millones de dólares.